Una vez que estamos preparados para la CAA, es hora de empezar a comunicarse con el usuario de CAA. Somos sus interlocutores: los que le guiarán y ayudarán a que logre una comunicación efectiva.              

Nuestro papel como interlocutor es uno de los «trabajos» más importantes que haremos. Lo que hacemos cuenta; lo que pensamos es importante; cómo respondemos importa; toda interacción es una oportunidad para desarrollar lenguaje y comunicación.

Hay muchas formas con las que los interlocutores podemos desarrollar nuestras habilidades para servir de ayuda al usuario de CAA. Empezamos recordando algunos de los rasgos de un buen interlocutor. Después, añadimos lo siguiente:

  • Aprender a modelar
  • Hacer comentarios en lugar de preguntas
  • Hacer pausas y esperar
  • Pensar en cómo dar indicaciones a los usuarios de CAA
  • Responder de forma consistente a los usuarios de CAA, y
  • Aceptar todas las formas de comunicación (comunicación multimodal).

Rasgos clave de un buen comunicador

A continuación, te mostramos una lista de los rasgos clave que forman un punto de partida importante a la hora de desarrollar unas habilidades efectivas y fiables en los interlocutores. Habrá que:

  • Asumir que existe competencia y creer en la capacidad y en el potencial del usuario de CAA para convertirse en un buen comunicador.
  • Ser flexible; estar preparado para adaptarse y cambiar en función de la situación y de los intentos de comunicación del alumno.
  • Ser perseverante y no rendirse nunca ante la comunicación.
  • Ser coherente; utilizar el sistema de comunicación del usuario de CAA regularmente y de manera fiable.
  • Involucrarse e interactuar con los usuarios de CAA; proporcionándoles razones reales y motivadoras para comunicarse.
  • Ser paciente; estar preparado para esperar hasta que la comunicación surja.
  • Proporcionar un SAAC equilibrado incluyendo tanto el vocabulario esencial como el periférico, así como la lectoescritura.
  • Tener acceso constante a la CAA.

Combina estos rasgos con tus habilidades para modelar, indicar y responder a fin de desarrollar tus propias habilidades como interlocutor.

Modelar

Los usuarios de CAA necesitan ver cómo funciona la comunicación con sus SAACs en conversaciones reales. ¡Para conseguir esto, debemos hablarles utilizando su CAA! Ser un buen interlocutor significa modelar en el SAAC del usuario regularmente y de manera fiable. Al principio puede parecer difícil, pero cuanto más modelemos, más fácil y natural resultará. Modelar regularmente y de manera fiable también aumenta las posibilidades de que el usuario de CAA aprenda a usar su SAAC para comunicarse. 

A continuación te ofrecemos algunos consejos para empezar a modelar:

  • Modela consistente y regularmente.
  • Modela en diferentes contextos y entornos.
  • Modela solo las palabras clave de la frase; no necesitamos modelar cada una de las palabras que decimos.
  • Intenta modelar una palabra más de las que está utilizando actualmente el usuario de CAA.
  • Las frases modeladas no necesitan ser gramaticalmente correctas.
  • Modela una amplia variedad de funciones de la comunicación: no solo para pedir cosas, sino también para dar opciones, contar novedades, mantener conversaciones, etc.
  • Habla contigo mismo mientras modelas, cuenta qué estamos haciendo, qué carpetas estamos abriendo para encontrar una palabra determinada, etc.
  • Ve despacio cuando estés modelando.
  • Ten disponible un sistema en papel para modelar en situaciones donde usar el sistema de tecnología avanzada no sea apropiado (p. ej. en la piscina). 

Consideraciones adicionales a la hora de modelar:

  • Sigue modelando aunque el usuario no te esté mirando.
  • No dejes de modelar aunque el usuario de CAA ya empiece a usar el dispositivo. En ese caso, empieza a modelar algo distinto: nuevas palabras, combinaciones de palabras o nuevas funciones de la comunicación.
  • Modelar una sola vez nunca es suficiente; a menudo puede que tengamos que modelar las mismas palabras en las mismas situaciones de nuevo.
  • Puede que el usuario de CAA no responda siempre. En ese caso, sigue modelando. El usuario seguirá sacándole beneficio a la exposición del lenguaje de tu modelado.   
  • No es necesario que el usuario de CAA copie el modelado que le ofrecemos.

Si no estamos seguros de qué palabras modelar, puede que nos ayuden a iniciar la comunicación algunas de las listas organizadas de palabras esenciales y de actividades rápidas de palabras esenciales que aparecen en el Aula de palabras esenciales de AssistiveWare (en inglés).

Hacer comentarios en lugar de realizar preguntas constantemente 

Cuando interactuamos con un usuario de CAA, tenemos que pensar en el lenguaje o en las frases que utilizamos. ¿Hacemos preguntas sin parar? ¿Qué tipo de preguntas hacemos? ¿Preguntas de Sí/No? ¿Preguntas de las que ya conocemos la respuesta? Hacer muchas preguntas sitúa al usuario de CAA en una actitud pasiva. Aprenden a responder, pero no a proponer o a cambiar de tema de la conversación en la que están participando. Puede que incluso sientan que están siendo evaluados. También disminuye las oportunidades de ver y practicar en una conversación real utilizando el lenguaje. Si pensamos en nuestra propia manera de comunicarnos, es probable que nuestras conversaciones más enriquecedoras no tengan respuestas correctas o incorrectas.

En lugar de estar continuamente realizando preguntas, podemos hacer comentarios sobre lo que estamos viendo, haciendo y pensando. Esto preparará mejor al usuario de CAA para que use el lenguaje y participe en interacciones naturales. Modelar mientras describimos y comentamos algo ofrece al usuario de CAA más oportunidades de comprobar lo real que puede llegar a ser la comunicación.

Hacer pausas y esperar

¡Aprender a usar la CAA puede llevar cierto tiempo! Hasta que los usuarios de CAA reaccionen y empiecen a moverse para construir su mensaje puede pasar un tiempo considerable. Probablemente, una de las cosas más importantes que podemos hacer como interlocutores es darles más tiempo haciendo pausas y esperando.

Así que no olvides conceder tiempo al usuario de CAA hasta que proceda a comunicarse.

Cuando hagamos una pausa, hagámosla expectantes. Mira al usuario de CAA con una expresión expectante para animarle a que empiece a comunicarse.

Puede ser buena idea contar mentalmente hasta 5, por lo menos. Saber cuánto tiempo suele tardar nuestro usuario de CAA en empezar a comunicarse nos ayudará a calcular estos segundos de espera. Asegúrate de que todo el mundo lo sabe (p. ej. «Sara puede tardar 4 segundos en empezar a comunicarse, ¡asegúrate de darle tiempo!»)

No debemos olvidarnos de proporcionar al usuario de CAA más tiempo de respuesta antes de interrumpirle con indicaciones o de quitarle el turno de hablar. 

Dar indicaciones

Naturalmente, solemos proporcionar a los usuarios de CAA indicaciones y pistas para ayudarles a utilizar su SAAC para comunicarse con nosotros.   

Cuando les damos una indicación, podemos elegir entre varios tipos:

  • Indicaciones orales, como «¡Usa tus palabras si quieres decirnos lo que piensas!»
  • Indicaciones gestuales, como señalarle su SAAC para que no se le olvide usarlo
  • Indicaciones físicas, como cogerle la mano al usuario de CAA para ayudarle a señalar una palabra.

Aunque es tentador coger la mano del usuario de CAA para ayudarle a señalar las palabras de su SAAC, lo mejor es evitarlo. Para desarrollar las habilidades del alumno y para que aplique lo aprendido de una forma eficiente, se ha demostrado que modelar resulta más efectivo que el método de cogerle la mano para ayudarle a señalar en su SAAC.

Lo último que debemos recordar sobre las indicaciones es que cuantas menos, mejor. Intenta eliminar estas indicaciones con el tiempo. Recuerda que, independientemente de la frecuencia con la que damos indicaciones o el tipo de indicaciones que sean, modelar sigue siendo la técnica más importante que podemos hacer. 

Por otra parte, en caso de no obtener respuesta por parte del usuario de CAA al darle indicaciones y un cierto margen de tiempo, una buena idea es que modeles un conjunto de posibles palabras adecuadas para la conversación.

Estrategias de respuesta

La forma en la que respondemos a los intentos de comunicación del usuario de CAA también es muy importante. El hecho de responder a todos los intentos de comunicación fomenta la interacción y el ritmo natural de la conversación. También aumenta nuestras posibilidades de modelar y nos ofrece más oportunidades para desarrollar y ampliar el lenguaje. 

Algunas de las estrategias de respuesta más importantes son las siguientes:

  • Reconocimiento: reconocemos todos los intentos de comunicación.
  • Atribución de significado: consideramos la comunicación del usuario de CAA intencional incluso cuando no entendemos inmediatamente a qué se refiere o si utiliza una palabra para designar algo que no tenemos disponible en esos momentos. Evita asumir que la comunicación que no entendemos sea errónea.
  • Expansión: ampliamos el mensaje del usuario de CAA. Por ejemplo, si el usuario de CAA dice «más», puedes modelar «querer más» en el SAAC.
  • Reestructuración: reestructuramos el mensaje del usuario de CAA para que pueda ver formas distintas de transmitir los mensajes; p. ej. si el usuario de CAA dice «Mi turno», podemos decir «¡Ah! Me estás diciendo que te toca», mientras señalamos «TE» y «TOCA» en el SAAC.

Aceptar la comunicación multimodal

Los buenos interlocutores aceptan que los usuarios de CAA se comuniquen de forma multimodal.  Esto significa que probablemente todos los usuarios de CAA se comuniquen de muchas maneras diferentes, no solo a través de sus SAACs. Además de su SAAC, los usuarios de CAA pueden usar una combinación de vocalizaciones, palabras, aproximaciones a palabras, pueden señalar dibujos, fotos u objetos, pueden usar el lenguaje de signos, gestos, lenguaje corporal y expresiones faciales.

Es habitual que los usuarios de CAA elijan los medios de comunicación más rápidos y eficientes en función de los que tengan disponibles en ese momento. Todos los métodos de comunicación tienen cabida. Todos ellos deben ser valorados, respetados y se les tiene que dar respuesta. 

Un usuario de CAA puede que elija usar su SAAC en ciertas situaciones y que recurra a otros métodos de comunicación menos formales en otros momentos. Puede que diga algunas palabras a través del SAAC (p. ej. «quiero eso») mientras usa el lenguaje corporal para señalar el objeto deseado. O bien puede que señale un dibujo en su horario visual (p. ej. «biblioteca»), mientras usa el lenguaje corporal para señalar la puerta indicando que quiere saber cuándo se va a ir a la biblioteca. También puede que utilicen su SAAC para decir algo que sus interlocutores no han entendido a través de gestos o vocalizaciones. Hay muchas combinaciones y soluciones que pueden hacer que una comunicación resulte satisfactoria.

No olvides que la CAA no es un examen. Al igual que nos pasa a la mayoría de las personas, a los usuarios de CAA tampoco les gusta repetir lo que acaban de decir innecesariamente. Si un usuario de CAA nos ha transmitido un mensaje (a través de cualquier medio que tenga disponible) y le hemos confirmado que le hemos entendido, no es justo esperar que lo digan de nuevo mediante su SAAC. Este es un ejemplo al respecto:

Un niño intenta decir oralmente «más» y señala el bote para hacer burbujas. Ha transmitido claramente que quiere hacer más burbujas. ¿Qué haces?

A. Ponerle su SAAC delante y decirle «Ahora dilo con tu sistema», esperando que genere el mismo mensaje «más burbujas», pero esta vez con su SAAC, o…

B. ¿Aprovechas la oportunidad para modelar y ampliar su lenguaje? Coges su SAAC y dices «¡Ah! Me estás diciendo que... quieres hacer más burbujas», mientras pulsas «querer hacer más burbujas» en el SAAC. O incluso modelas más lenguaje haciendo un comentario como «Las burbujas son muy divertidas», «Vamos a soplarlas fuerte para que vayan alto» o «¡Prepárate para coger las burbujas!».

Efectivamente, ¡la mejor opción es la B! Considera cada intento de comunicación una posibilidad de participar socialmente y de modelar lenguaje. Asimismo, respeta cada uno de los métodos de comunicación. Todos forman parte del proceso de convertirse en un comunicador efectivo.

Empezar a desarrollar las habilidades del interlocutor

Sigue los siguientes pasos, sencillos pero eficaces, para convertirte en un mejor interlocutor pensando en la forma en que modelas, indicas, respondes y facilitas la comunicación multimodal.

Este artículo sobre las habilidades del interlocutor es solo uno de los incluidos en «Empezar a generar comunicación» de la serie Aprende CAA.

Para ver más estrategias con las que empezar a generar comunicación, visita los siguientes enlaces:

Ahora que ya hemos empezado a generar comunicación a través de la CAA, lo siguiente que podemos tener en cuenta son las formas de empezar a Desarrollar el lenguaje y la comunicación.

__________________________________________________________________________________

Referencias y enlaces (en inglés)

•   Dos and Donts article on allowing Multi-modal communication.

•   Important blog post on the prompting hierarchy.

•   Talking about Talking, Carole Zangari.

•   5 Things Not to Say to AAC Learners, Carole Zangari.

•   You tube video on Non-directive language from Maureen Nevers and the Angelman Syndrome Foundation Communication Training Series

•   Blog post on attributing meaning to communication, Kate Ahern.

•   Biederman, G.B., Fairhall, J.L., Raven, V.A., and Davey, V.A. (1998). Verbal Prompting, Hand-over-Hand Instruction, and Passive Observation in Teaching Children with Developmental Disabilities. Exceptional Children, 64:4, 503-511.

•   Kent-Walsh, J., Murza, K.A.,Malani, M.D., and Binger, C. (2015). Effects of Communication Partner Instruction on the Communication of Individuals using AAC: A Meta-Analysis, Augmentative and Alternative Communication, 31:4, 271-284.