Barrera: diferentes SAACs en un mismo entorno

A menudo, los miembros del equipo se sienten bloqueados cuando se utilizan diferentes SAACs en un mismo entorno. Es necesario que los miembros del equipo se familiaricen con los sistemas. Necesitan experiencia y flexibilidad para cambiar entre sistemas de forma rápida. Y es que a menudo, los usuarios de CAA son más flexibles que el propio entorno.

En algunos entornos puede haber más de un usuario de CAA. Cada usuario de CAA es distinto, por lo que tendrá diferentes necesidades con respecto a la CAA. Puede que utilicen diferentes SAACs.

La gente que ayuda a los usuarios de CAA puede sentirse atascada. ¿Cómo podemos integrar diferentes SAACs en las rutinas diarias? ¿Cómo podemos cambiar de un sistema a otro? ¿No sería más fácil si todo el mundo usara el mismo SAAC?

Un solo tamaño no es suficiente

Es muy importante darse cuenta de que un solo tamaño o tipo de SAAC no es suficiente. Cada usuario necesita un SAAC basado en sus necesidades comunicativas y de acceso. Debemos seleccionar un SAAC equilibrado basado en palabras esenciales, vocabulario periférico y lectoescritura. Debemos empezar con un tamaño de panel que el usuario de CAA sea capaz de ver y tocar. Y debemos personalizarle cada SAAC al usuario.  Al seguir estos primeros pasos puede que nos demos cuenta de que cada usuario de CAA que ayudamos necesita un SAAC distinto. Aunque utilizar diferentes SAACs en un mismo entorno puede no ser la opción más sencilla, sí resulta ser la mejor opción cuando los usuarios de CAA tienen necesidades que son significativamente distintas. Los SAACs deben satisfacer las necesidades de los usuarios de CAA.

Pongamos como ejemplo de un aula normal. Puede que un alumno tenga problemas físicos significativos y que necesite acceder a su SAAC a través de la mirada. Otro alumno puede que utilice un libro de comunicación. Puede que otros alumnos tengan configurados sus SAACs en iPads, pero que cada uno tenga un tamaño de panel diferente en función de sus habilidades motoras finas y visuales.  Es decir, cada alumno tiene un sistema distinto. Puede que incluso los pictogramas o las imágenes sean diferentes.

Conoce todos los SAACs

Lo mejor que pueden hacer los equipos es dedicar un determinado tiempo a familiarizarse con los sistemas que se están usando. Esto puede implicar «jugar» con el vocabulario para que el usuario logre encontrar las palabras con una mayor confianza y comodidad. Otra opción es que el equipo determine un grupo de palabras que modelar para una actividad concreta. Si quieres obtener consejos útiles para las actividades habituales que llevar a cabo en el colegio y en casa, consulta las listas organizadas de palabras esenciales del Aula de palabras esenciales de AssistiveWare. Crea «chuletas» o guías de modelado indicando la ubicación de las palabras en cada sistema. Esto puede servir para practicar y a modo de referencia durante la actividad. Con el tiempo y la práctica ya no se necesitarán esas chuletas, puesto que el equipo habrá aprendido la ubicación de muchas de las palabras.

También puede servir de ayuda tener versiones de los SAACs en papel (o al menos la página de inicio y alguna otra página importante). Los interlocutores pueden usarlas para practicar el modelado de palabras clave. Aquí puedes encontrar vocabulario para los tableros de palabras esenciales de 7x11 de Crescendo.

Cuanto mejor conozcamos los sistemas, más fácil nos resultará cambiar entre ellos de forma rápida.  Cuanto mejor conozcamos los sistemas, más palabras y frases podremos modelar en cualquier sistema. Modelar lenguaje en diferentes SAACs llevará su tiempo. Al principio, puede que tardemos bastante tiempo hasta familiarizarnos con los sistemas. Pero cuanto más lo hagamos, más fácil nos resultará.

Ayuda a todos los miembros del equipo a que se familiaricen con el SAAC. Reuníos regularmente para debatir sobre los logros y las dificultades. Haced sesiones prácticas para pasar tiempo «jugando» con el sistema, o simplemente dedicad de 5 a 10 minutos de cada reunión a buscar palabras en uno de los SAACs que se usan en la clase o mantened conversaciones a través del sistema o sistemas.

Aunque utilizar diferentes SAACs en un mismo entorno puede no ser la opción más sencilla, sí resulta ser la mejor opción cuando los usuarios de CAA tienen necesidades que son significativamente distintas. Los SAACs deben satisfacer las necesidades de los usuarios de CAA.

SAAC genérico

A menudo resulta útil tener un SAAC genérico. Este SAAC puede usarse con todos los usuarios de CAA para modelar el lenguaje durante las actividades. Puede que decidas usar un sistema de alta tecnología y proyectarlo en una pizarra blanca. También puede que decidas tener versiones impresas del SAAC: las puedes imprimir y colocar encima de los pupitres o de las mesas o hacer un cartel grande para colgarlo en la pared. Puedes usar los tableros de palabras esenciales de tamaño A4/Carta de Crescendo que están disponibles en el Aula de palabras esenciales de AssistiveWare o bien los tableros de tamaño cartel A0 (a través de Zazzle o imprimiendo el PDF A0). 

Cualquier SAAC genérico que elijas debe ser equilibrado, basado en palabras esenciales y quizás con cierto acceso al vocabulario periférico y a la lectoescritura.  Los SAACs como este son muy valiosos, especialmente si los usuarios no tienen todavía su propio SAAC. Pueden usarse para modelar durante las sesiones en grupo. No obstante, un SAAC genérico no debe reemplazar a todos los demás SAAC que haya en la clase. También se debe modelar directamente en los SAACs personales siempre que se pueda.

Un SAAC genérico puede usarse en cualquier entorno, por ejemplo, en el colegio, en casa o en lugares comunitarios.

Flexibilidad

Esperamos que los estudiantes con capacidades para la lectoescritura desarrollen conciencia por el lenguaje escrito y flexibilidad para reconocer letras incluso con fuentes y tamaños distintos. Asimismo, debemos animar a los usuarios de CAA y a su equipo de asistencia a que sean flexibles a la hora de reconocer pictogramas. Esto incluye la capacidad de reconocer palabras y pictogramas distintos, incluso cuando la diferencia es mínima. A menudo, los usuarios de CAA son ya alumnos visuales, por lo que aprender diferentes pictogramas puede resultarles fácil.  Esta flexibilidad les facilita cambiar entre SAACs de forma rápida si lo necesitan.

¡Todo el mundo puede usarlo!

Cualquier persona del entorno del usuario de CAA puede usar los SAACs. Los compañeros de clase o los hermanos pueden servirle de gran ayuda al usuario de CAA para que se familiarice con los diferentes SAACs. Haz que participen buscando palabras en los distintos sistemas. Incluso puedes permitir al usuario de CAA que acceda al SAAC de un compañero o al SAAC genérico. Es habitual ver a los usuarios de CAA comunicarse de muchas formas; ¡a veces pueden coger prestado el SAAC de un amigo para decir algo!

Superar las barreras

¡Empieza a familiarizarte con los diferentes SAACs! ¡Sé flexible! Y lo más importante: ¡inténtalo! Cuando les damos voz a los usuarios de CAA, ¡hay tanto que podemos llegar a conseguir!

Haz la prueba: Echa un vistazo a la Guía Aprende CAA para ver en qué fase del desarrollo de CAA se encuentra el usuario. ¡Esto te ayudará a superar cualquier barrera que no te esté permitiendo alcanzar el éxito!