Participar e interactuar

Elige actividades interesantes que motiven al usuario a participar y comunicarse. Crea situaciones comunicativas. Modela en el SAAC durante las conversaciones e interacciones diarias.

La comunicación surge cuando participamos y estamos interesados. La comunicación facilita las interacciones reales.  Cuando el usuario de CAA participa e interactúa, podemos desarrollar su lenguaje y generar una comunicación eficaz. Cuando nos centramos en los puntos fuertes e intereses de los usuarios de CAA, podemos encontrar muchas situaciones comunicativas en las que animarles a participar y desarrollar su lenguaje.

La CAA no es un examen

Es una pena que a muchos usuarios de CAA se les ofrezca menos oportunidades para participar y desarrollar sus habilidades lingüísticas que a los niños que están aprendiendo a hablar. A menudo se evalúa a los alumnos de CAA para ver cómo utilizan el SAAC. Se les hace preguntas para ver qué saben y qué no, e incluso algunas preguntas irrelevantes. Si se sigue esa lógica, estaremos educando a los usuarios de CAA para que usen el SAAC con el único fin de demostrar que son capaces de utilizarlo. ¿Qué sentido tiene usar el SAAC con tal motivación?

La CAA no es un examen. La CAA no debe usarse de esta forma. La CAA no debe usarse para repetir ejercicios aburridos continuamente. Todo esto puede llevar a que el usuario de CAA deteste su SAAC en lugar de valorar su potencial.

Participar y motivar

En lugar de ello, debemos involucrar a nuestros usuarios de CAA. Para hacerlo, tenemos que buscar una base común sobre la que generar comunicación teniendo en cuenta sus puntos fuertes e intereses.  Elige actividades interesantes y atractivas. Ten conversaciones reales. Motiva al usuario de CAA para que se comunique usando mensajes reales. 

Cada usuario de CAA es distinto. Existe una infinidad de ideas y actividades que pueden interesarles.  Trabaja mano a mano con el usuario de CAA y su equipo para buscar ideas atractivas con las que generar situaciones comunicativas que le permitan desarrollar su lenguaje.

Mide la cantidad de esfuerzo requerido

Cada vez que intentemos hacer que el usuario de CAA participe, podemos valorar el esfuerzo y la recompensa. El esfuerzo es lo fácil o difícil que le resulta participar satisfactoriamente en la actividad. Por otro lado, la recompensa es la reacción natural que muestra el usuario al comunicar un mensaje satisfactoriamente para un fin determinado. Debemos crear un equilibrio entre el esfuerzo y la recompensa. Puede que los usuarios de CAA prefieran no participar si la tarea es demasiado difícil o si supone demasiado esfuerzo, especialmente si no ven ninguna recompensa o beneficio. Asimismo, si la tarea es demasiado fácil puede que el usuario de CAA pierda interés rápidamente.

Así que te recomendamos que analices la actividad que has programado. ¿Qué puedes hacer para que el usuario de CAA aproveche la oportunidad de participar y para que logre comunicarse con éxito? 

Crear razones reales para comunicarse

La participación no implica que el usuario de CAA tenga que mirarnos ni seguir una serie de instrucciones, ni tampoco quiere decir que debamos «examinar» lo que saben. En su lugar, debemos crear razones reales para comunicarse. Busca situaciones comunicativas en las que mostrarles cómo usar las palabras en su SAAC o cómo usar el sistema para comunicar algo interesante y divertido.

Crear actividades interesantes generará razones para hacer comentarios y realizar preguntas. Ten siempre una lista de lo que le gusta al usuario y lo que no. Ten preparada una caja con libros, objetos y actividades que motiven al usuario para participar y poder utilizarla en cualquier momento. Prueba cosas nuevas siempre que puedas. Vayas donde vayas, busca y hazte con juguetes y juegos asequibles que puedas utilizar para crear nuevas situaciones comunicativas. 

Ten siempre en cuenta la edad. Elige siempre actividades, juegos y libros en consonancia con la edad del usuario, teniendo en cuenta los gustos habituales de la gente de su misma edad. 

Crea situaciones comunicativas

A veces, podemos ser un poco creativos y «sabotear» situaciones para que pueda surgir la comunicación.

A continuación, te mostramos algunos ejemplos con los que puedes crear situaciones comunicativas:

  • Dar un utensilio equivocado (p. ej. dar a alguien un tenedor para que se coma un yogur, etc.)
  • Colocar objetos fuera del alcance (p. ej. poner objetos de gran interés en lo alto de una estantería o en cajas difíciles de abrir, etc.)
  • Saltarse un paso (p. ej. ponerse los zapatos sin calcetines, darle papel a alguien sin darle nada para escribir o dibujar, etc.)
  • Ser travieso (p. ej. hacer bromas y jugarretas, colocar un bicho de juguete en la almohada de papá, poner un cojín de pedorretas en la silla de su hermana, etc.)
  • Cometer errores (p. ej. ponerse un zapato en la cabeza, coger sal para echarle al café, etc.)

Usa estas estrategias con precaución y respeto hacia el usuario de CAA. 

Conversaciones y ocasiones de interacción

A menudo, a los usuarios de CAA se les da su SAAC para que participen en una actividad programada. Pueden utilizar su dispositivo para hacer comentarios y peticiones durante esa actividad. Pero, ¿puede realmente mantener una conversación normal?

Lo más habitual es que las personas que pueden hablar no hablen solo de la actividad que están realizando. También hablan de las novedades que hay en sus vidas o de sus intereses y hacen preguntas a la gente de su alrededor. Se turnan para hablar y así mantienen conversaciones sobre cualquier cosa.

En algunos casos, a los usuarios de CAA se les da mucho menos oportunidades de mantener conversaciones normales. Sin embargo, podemos ayudarles a desarrollar sus habilidades conversacionales. Las conversaciones son una manera estupenda de desarrollar el lenguaje del usuario de CAA y de crear conexiones reales entre ellos y sus interlocutores.  Un usuario de CAA puede aprender a mantener conversaciones a través de su SAAC cuando sus interlocutores están modelando.  Pueden señalar palabras en su SAAC mientras hablan. También puede ser útil ayudar a los usuarios de CAA a que aprendan a iniciar ellos mismos una conversación. Sigue las iniciativas que proponga el usuario de CAA y ayúdale a empezar conversaciones sobre los temas que le interesan. Las conversaciones pueden tener lugar en cualquier momento. Pueden ocurrir durante los cambios de actividad y en los descansos. Lo importante es encontrar ocasiones para interaccionar y entonces modelar el lenguaje para las conversaciones.

Busca ocasiones casuales para empezar conversaciones durante cualquier actividad. Es posible que estas ocasiones casuales surjan de comentarios interesantes que puedan dar pie a un nuevo tema de conversación. En muchos casos, se puede empezar una conversación paralela completa sobre algo totalmente distinto. Por ejemplo, mientras haces un puzle de una granja, puede que el usuario de CAA recuerde la historia de cuando estuvo en una granja.  Utiliza esta conversación paralela para modelar en relación con la visita a la granja (p. ej. Fuimos a una granja, Granja era divertida, Me gustaron los pollitos, Alimentamos a los cerdos, etc.) Por lo tanto, una gran parte del lenguaje que los usuarios de CAA desarrollan surge cuando seguimos el ritmo natural de las conversaciones con ellos. Si surge un tema relacionado con el asunto principal o uno totalmente distinto, deja que la conversación cambie de tema y observa qué palabras nuevas e interacciones pueden darse.

Lenguaje para conversaciones

 Hay muchas palabras y frases que pueden ayudarnos a tener conversaciones y a desarrollar una interacción social. Las podemos modelar para los usuarios de CAA. 

En la siguiente tabla podemos ver algunas formas de usar el lenguaje para entablar conversaciones.

Interacción social

Agradecer/despedirse«hola», «adiós», «me piro, vampiro»
Cortesía básica«por favor», «gracias»
Habilidades conversacionalesEmpezar una conversación: «querer hablar contigo» Establecer un tema: «mi perro está enfermo» Continuar / Mantener el tema: «no quiere comer» Cambiar de tema: «Me gustan los gatos»
Turnos no obligatorios: «eso no está bien»
Realizar preguntas dirigidas al interlocutor: «¿Tienes un perro?» «¿Qué tal tu fin de semana?»
Terminar una conversación: «Hasta luego»
Molestar/Coquetear/Hacer piropos«Eres tonto», «Me gusta tu pelo»
Contar chistes«Se abre el telón...»
Negociar«Si me como dos zanahorias más, puedo comerme una galleta?»

Para obtener ideas concretas, te recomendamos visitar el Aula de palabras esenciales de AssistiveWare (en inglés). Aquí encontrarás muchos documentos con listas. Cada lista incluye una sección sobre interacción social. Te ofrece varios ejemplos para modelar la interacción social en actividades que puede que ya estés realizando.

Empieza a participar e interactuar

Cuando participamos e interactuamos, constantemente hacemos que surjan ocasiones para desarrollar el lenguaje y una comunicación real.

Este artículo sobre la participación e interacción es solo uno de los incluidos en «Empezar a generar comunicación» de la serie Aprende CAA.

Para consultar más estrategias con las que empezar a generar comunicación, visita los siguientes enlaces:

Ahora que ya hemos empezado a generar comunicación a través de la CAA, lo siguiente que podemos tener en cuenta son las formas de empezar a Desarrollar el lenguaje y la comunicación.

________________________________________________________________________________ 

Enlaces y referencias (en inglés) 

•   Blog post on engaging autistic students.

•   Blog post on communication temptations.

•   Blog post from PrAACtical AAC about building communication opportunities.    

•   Angelman Syndrome Foundation webinar on non-directive language.

•   Wetherby, A. & Prizant, B. (1989). The expression of communicative intent: Assessment issues. Seminars in Speech and Language, 10, 77-91.